En este canto dormido
quiero soñar con tu voz
a ver si encuentro el ventisco
que tu montaña calló.

Se me adormece el cuerpo,
mi corazón ya te buscó.
Y aunque te encuentro abstracto,
mi corazón ya se cegó.
Tu brisa ¿quién te la robó?
Mi corazón, se me durmió.

— —

Camino entre mis sueños,
quiero soñar con tu amor.
Viento sereno, tan lejos…
Bajo montes te encuentro.

Se desespera mi cuerpo
en mi canción, que te buscó.
Y se me engruesa la voz.
Tu corazón que se cerró.
Mi brisa ¿quién me la robó?
Tu corazón, me la robó.